Qué ver en Amberes

¿No sabes que ver en Amberes? Primero debes saber que esta ciudad (en neerlandés, Antwerpen, en francés, Anvers, y antiguamente Antuerpia) es la segunda urbe más grande de Bélgica, y está situada en el corazón de la antigua Europa, región de Flandria.

Cualquiera que planee visitar Amberes se sorprenderá de la multitud de monumentos y lugares que vale la pena ver, incluso durante una corta estancia. Aunque si dispones de más días, 3, 5 o tal vez una semana entera, no dudes en dedicarlos a esta preciosa localidad belga.

¿Qué hacer y qué visitar en Amberes?

Amberes es una ciudad portuaria, ubicada al lado del río Skalda. Está bien conectada con el resto del país, y la mejor manera de llegar aquí es en tren, por eso empezamos nuestro recorrido por los monumento y sitios que merece la pena visitar en la misma estación de trenes. ¡Y no es una estación cualquiera!

1. Visita a la Estación Central de Amberes – Amberes Centraal

Qué ver en Amberes 1
Estación de tren. Amberes, Bélgica.

Si vienes a la ciudad en tren, ¡el primer lugar de interés en el mapa turístico de Amberes está a tus pies! La parada Antwerpen-Centraal se encuentra en un edificio tan hermoso que te dejará sin aliento. Más que uno al bajarse del tren, pregunta si esto es una iglesia…

Así que, al venir a Amberes en tren, no salgas corriendo de allí de inmediato, tomate un tiempo para observar el lugar más de cerca, tanto por dentro como por fuera.

Central Antwerp – Antwerpen-Centraal es la principal estación de ferrocarril de Amberes y una de las estaciones de ferrocarril más grandes de Bélgica. El edificio fue construido a finales del siglo XIX y principios del XX, entre 1895 y 1905. Está considerada como el mejor ejemplo de arquitectura ferroviaria de Bélgica, y la inusual combinación de estilos plantea el problema de asignarle un estilo particular, por lo que se habla con mayor frecuencia de eclecticismo.

Esta espectacularidad arquitectónica ha hecho que se le conozca también como la «Catedral del Ferrocarril» (Spoorwegkathedraal).

Ya ves, además de estar bien conectada con el resto del país (los trenes internacionales, por ejemplo a París, también salen desde aquí), la estación merece atención por su arquitectura y decoración. 

En el interior de la Estación de Amberes – Antwerpen-Centraal, te recomendamos que mires el vestíbulo principal y prestes atención al reloj situado en el nivel superior de la sala de salidas. No olvides dar una vuelta por las calles colindantes, pera mirar la estación desde fuera, y por cierto, también vale la pena dar unos pasos hacia la parte trasera de la estación y ver el viaducto, ahí ubicado.

2. Que ver en el Zoológico de Amberes

Qué ver en Amberes 2
El famoso parque zoológico en Amberes

No lejos de la Estación Central de Amberes se encuentra el zoológico más antiguo de Bélgica. Es incluso más antiguo que el edificio de la estación porque fue fundado en 1843.

Hoy en día, el área del ZOO es de 10 hectáreas, y cuenta con más de 5.000 especies de animales, por lo que no podrás quejarte de aburrimiento. Al pasear por la zona verás animales como pingüinos, leones marinos, cocodrilos, cebras, búfalos y representantes de especies en peligro de extinción, entre los que se encuentran el caballo de Przewalski, el chimpancé enano, entre otros.

A todo eso puedes ir preparandote antes de la llegada, ya que el zoo está muy activo en redes sociales, donde cuelga todas las novedades, adquisiciones nuevas, descuentos, invitaciones…

En 1983 el zoológico de Amberes fue declarado área protegida, lo que significa que el área está bajo protección legal debido a su singularidad natural.

3. Visita recomendable: Ayuntamiento de Amberes

Mientras caminas hacia el río Skalda, párate para ver el hermoso edificio del Ayuntamiento de Amberes o Stadhuis van Antwerpen, que es uno de los monumentos más importantes de la época del Renacimiento en todo el territorio de los Países Bajos. Aunque sus primeros planes vienen de alrededor de 1540, e iba a construirse en el estilo gótico. El edificio está situado en la plaza del mercado de Amberes. Su construcción duró 5 años, entre 1561 y 1565, y se inauguró el 27 de febrero de 1565.

En la fachada del edificio se encuentra una escultura de María y las figuras de dos mujeres, que simbolizan la prudencia y la justicia. Mientras admiras la arquitectura de este lugar, busca los escudos del Ducado de Brabante o de Philippe II de Habsburgo, son muyy singulares.
Brabante es una tierra histórica que incluye parte de Bélgica y el suroeste de Holanda. Hasta el día de hoy, el escudo de armas de Bélgica todavía muestra un león de Brabante en un campo negro.

Hoy en día está considerado como uno de los monumentos más importantes del período renacentista en el Reino de los Países Bajos y ha sido inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

El edificio sigue siendo la sede del ayuntamiento y sus trabajadores, incluido el alcalde, desempañan desde ahí el papel administrativo en la ciudad, por lo que por dentro sólo se puede visitar de manera exhaustiva unas pocas veces al año, en ocasiones especiales.

4. Que ver en el castillo Het Steen

Qué ver en Amberes 3
Castillo en Amberes: Heet Steen

Siguiendo la ruta hacia el río Skalda, se encuentra el edificio más antiguo de la ciudad, Het Steen, un castillo medieval construido en los años 1200-1225. La fortaleza permitía controlar el acceso al río en cuya orilla se encuentra. En los años 1303-1827, es decir, durante casi cinco siglos, la fortaleza albergaba una prisión. Sobre la entrada del castillo, encima del arco principal, se puede ver un bajorrelieve que representa a Semini, el dios pagano de la juventud y de la cosecha. En el pasado, era el patrón de las mujeres que pedían un descendiente. Hasta el día de hoy, Het Steen causa una gran impresión a todos los visitantes.

5. Catedral de la Santísima Virgen María

Qué ver en Amberes 4
Vidrieras en la Catedral de Amberes, un lugar que hay que ver sí o sí, durante nuestra visita en la ciudad belga.

Esto puede sorprenderte, pero en la era de los rascacielos, el edificio más alto de Amberes sigue siendo una iglesia, concretamente: la Catedral de la Virgen María enn Amberes. También es uno de los edificios sagrados más altos del mundo.

La historia de la catedral se remonta al siglo XIV y su construcción duró 200 años, hasta 1521.

Numerosas reconstrucciones han provocado cambios significativos, ahora la iglesia combina muchos estilos, además del gótico, el renacimiento, el barroco y el rococó, entre otros… Así que es un híbrido arquitectónico debido a que a lo largo de los siglos, el edificio había ido adquiriendo elementos nuevos, de moda en cada época.

En el interior de la catedral tienes la oportunidad de ver unas de las obras clásicas, de los del libro de historia de arte. Por ejemplo, obras del mismisimo Pedro Pablo Rubens, sus hermosos vidrieras, cuadros como «La Elevación de la Cruz» o «La Asunción de la Santísima Virgen María».

También es conocida por sus pinturas de Rubens, sus hermosos vidrieras y sus famosas esculturas de la Virgen y el Niño, Nuestra Señora de Amberes.

6. Que ver en Casa y Museo Rubens en Amberes

Qué ver en Amberes 5
Museo – casa de Rubens. Punto obligatoria para cada visita turística por Amberes.

Otro punto de visita obligada en el mapa turístico de Amberes es, por supuesto, la antigua casa y el estudio del maestro pintor holandés Peter Paul Rubens.

El artista vivío en esta casa durante 5 años. Hoy en día este lugar sirve como un museo de arte donde se pueden admirar no sólo las pinturas realizadas por su antiguo propietario, sino también las de otros destacados artistas: de Anthony van Dyck, Willem van Haecht, George Petel o Adriaen Brouwer.

Curiosamente, Rubens diseñó el edificio él mismo, siguiendo la arquitectura del Renacimiento italiano.

En el interior, además de las obras del artista, encontrará información sobre su vida y podrá ver habitaciones bien conservadas – incluyendo la cama del pintor, el comedor, diversos muebles y objetos útiles para la vida cotidiana. La casa está conectada a un hermoso jardín, donde se puede pasear y pasar un rato agradable.

Todos los guías concuerdan que vale la pena visitar este jardín, cuyo aspecto se inspiró en el cuadro de Rubens titulado «El jardín del mundo» y en las obras botánicas de esa época.

En la página web del museo llaman a este lugar «un oasis de paz y tranquilidad en la bulliciosa ciudad«. Después de horas de visita, se puede descansar aquí, contemplar la naturaleza, para reunir fuerzas.

El precio de un billete normal es de 8,00 euros.

7. Stadsfeestzaal: de compras por Amberes

Qué ver en Amberes 6
Plaza del mercado. Amberes, Bélgica.

Puedes terminar un día lleno de visitas turísticas en un lugar cerca de la Casa Rubens, para combinar lo agradable con lo útil, es decir, la visita a los lugares de interés con las compras (lo que es agradable y lo que es útil es una cuestión que dejamos a tu criterio).

Cuarenta tiendas se encuentran en este edificio neoclásico de principios del siglo XX. Está situado en la calle Meir, el lugar comercial más importante de Amberes. Así que si decides ir de compras por Amberes, debes tener cuidado de no pasar tiempo sólo mirando el techo dorado de este hermoso edificio.

La calle Meir, que es la calle comercial más importante de todo el país, tanto por el número de compradores como por los precios de alquiler.

Stadsfeestzaal es un centro comercial histórico en Amberes. Ubicado en el 78 de la calle Meir, el edificio comenzó su carrera como sala de exposiciones y banquetes. Fue construido a principios del siglo XX y declarado monumento en 1983.

Después de años de uso intensivo, se decidió en septiembre de 2000 cambiar su uso y reconstruirlo. Lamentablemente, en el mismo año, en diciembre, se produjo un incendio que destruyó casi todo el edificio. En 2007, se inauguró oficialmente principalmente como un centro comercial, que sirve hasta el día de hoy y que atrae no sólo a los turistas con su imagen.

8. Arte en la Calle – murales callejeros en Amberes

Cuando andes por la ciudad, asegúrate de no pasar por alto unas pequeñas grandes obras de arte… ¡en las paredes de los edificios! El arte callejero se asoció durante muchos años sólo con el graffiti, pero hoy en día en muchas ciudades del mundo se pueden ver verdaderas joyas en los muros de los edificios, murales. También se pueden ver obras similares en las puertas de los garajes, e incluso bajo nuestros pies, en el pavimento.

En el siguiente enlace se pueden encontrar las localizaciones detalladas de hasta 248 obras en Amberes, junto con fotos: https://www.streetartantwerp.com/ bajatelo e imprime antes de ir a la ciudad de Amberes, y prepara un recorrido pos sus calles, para no perderse nada.

9. El  puerto de Amberes

Qué ver en Amberes 7
El puerto de Amberes es uno de los más importantes del Mar del Norte.

Amberes es la ciudad portuaria más grande de Bélgica y la segunda más grande de Europa (detrás de Róterdam). Tiene una superficie de más de 13 hectáreas, con una red de canales que conectan Amberes con casi todo el continente. El puerto es un lugar interesante para un paseo con bonitas vistas del mar y la arquitectura.

10. El Museo del MAS en Amberes

Qué ver en Amberes 8
Museo del arte moderno y la mejor terraza con acceso gratuito y vistas para disfrutar de la ciudad de Amberes.

Un ejemplo de la variedad de edificios es el MAS – Museum aan de Stroom, a tan solo a 10 minutos de Grote Mark. MAS destaca fuertemente en toda la ciudad, con su altura de 65 metros. Es un museo de arte moderno, pero incluso si el arte contemporaneo no es lo tuyo, vas a disfrutar de la visita.

Te aconsejamos una vista a la terraza, en lo alto del edificio, donde puedes acceder gratis (no así las exposiciones) y disfrutar de una vista única de la ciudad. Adamas, si ya estas cansado de patear las calles, te alegrará saber que el museo cuenta con escaleras mecánicas, lo que permite hacer un recorrido panorámico a medida que se asciendes planta por planta, (son 10 en total).

11. Zurenborg

Zurenborg es una zona del sudeste de Amberes que se caracteriza por sus edificios de estilo modernista. Es un lugar ideal para alejarse de las multitudes (tanto de turistas como de residentes). Esta tranquila parte de la ciudad es una de las atracciones menos conocidas, pero merece la pena verla como el resto de la ciudad.

Aquí las casas modernistas se entrelazan con residencias neoclásicas y otros estilos de arquitectura. La visita a esta zona se concentra principalmente en las calles Cogels-Osyliei, Transvaalstraat, Waterloostraat y Dageraadplaats, donde se pueden ver las casas más interesantes y otras viviendas.

Como llegar a Amberes

A Amberes en tren

Si vienes de otras ciudades belgas, o incluso desde otros puntos de Europa, la mejor opción es el tren. Amberes es una ciudad al norte de Bruselas y tiene buenas conexiones con otras ciudades belgas, y gracias a ellos con toda la red ferroviaria europea. Una forma muy sencilla de llegar a esta ciudad es a bordo de los trenes belgas.

  • De Brujas a Amberes es una hora y media de viaje en tren;
  • Desde Gante hasta Amberes el viaje dura aproximadamente una hora;
  • De Bruselas a Amberes, el trayecto dura entre 45 y 90 minutos, dependiendo de la duración del viaje.

A Amberes en avion

Amberes cuenta con su propio aeropuerto, a escasos 2 kilómetros del centro. Sin embargo, si las conexiones no te cuadran o salen demasiado caras (un mal de aeropuertos regionales), puedes apostar por el cercano aeropuerto de Bruselas. Desde la estación más cercana al aeropuerto de Bruselas-Charleroi – Charleroi Sud hasta Amberes, viajamos en tren en tan solo unos 100 minutos.

Donde dormir en Amberes

Un sitio tan turístico ofrece de todo, desde los lujosos hoteles de 5 estrellas, como NH Collection Antwerp Centre o
Hotel Rubens-Grote Markt, (donde prepárate a una cuenta con hasta varios cientos de euros) hasta el alberque con habitaciones compartidas, por 10 euros la noche, en una sala de 5 o numerosos B&B, tan populares en la ciudad belga.

Dónde y qué comer en Amberes

Qué ver en Amberes 9
Gofres belgas – el mejor postre para los turistas y lugareños.

La cocina belga es famosa por su marisco,  por sus mejillones al vapor, sopa de cebolla… Sin ninguna duda, en cualquier restaurante, bar o punto callejero, vas a comer bien y a gusto.

Y no olvides pedir de postre los famoso gofres belgas, con nata, confitura, chocolate… Los hay para todos los gustos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on print
Share on email
Lilith
Lilith
Extranjera en mi tierra, lugareña en tierras extranjeras. Donde haya buen vino, buena comida y gente interesante, ahí me encontraréis.

Tal vez te interesen estos otros artículos

Deja un comentario